,

Recetas con morcilla asturiana

Sin comentarios noviembre 20, 2020

La morcilla asturiana es un placer junto con un buen pan y una buena copa de vino. También es ideal para incluir en potajes y disfrutar cuando se acerca el frío. Y es, sin duda, uno de los ingredientes estrella de uno de los platos más conocidos de todo el territorio español, la fabada asturiana. Nosotros te ofrecemos dos deliciosas alternativas a este conocido plato. Descubre dos sencillas recetas con morcilla asturiana y legumbres para disfrutar de un buen plato sin matarte cocinando.

Recetas con morcilla asturiana

Te presentamos dos potajes que te sorprenderán por lo sencillo y rápido de su elaboración. Además, puedes customizarlos tanto como quieras añadiéndole algún ingrediente o quitándole alguno de los que te hemos dado y que no te terminan de convencer. Y es que como en todas las recetas, tú eres quien le da el toque personal que la hace única y exclusiva. ¡Toma nota y sorpréndete con los resultados!

Garbanzos con morcilla

Garbanzos con morcilla asturiana

Para elaborar esta receta de garbanzos con morcilla asturiana, lo primero que tienes que hacer es dejar toda una noche medio kilo de garbanzos en remojo. Si no tienes tiempo, recuerda que en las carnicerías suelen vender garbanzos en remojo.

Al día siguiente pones en una olla exprés los garbanzos escurridos, la morcilla cortada en rodajas, un trocito de tomate, media cebolla, una patata pequeña cortada en cascos, una hoja de laurel, una cabeza de ajo asada, media zanahoria pequeña en rodajas, un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, una cucharadita de pimentón de la Vera, especia para callos, sal, un clavo de olor y una pastilla de caldo de carne.

Cierra la olla exprés y deja cocer unos 25 minutos. No olvides que este tiempo es aproximado y que depende sobre todo del tipo de olla que tengas. Sirve con unas hojas de hierbabuena.

Alubias con morcilla asturiana

Para preparar las alubias con morcilla asturiana no es necesario que dejes las alubias en remojo; las puedes preparar al momento. Corta media cebolla, tres o cuatro dientes de ajo y un trocito de tomate a dados. Haz un sofrito. Antes de retirar el sofrito, ponle un poquito de pimentón de la Vera y no dejes que sofría demasiado, ya que puede darle un gusto amargo al guiso.

Pon en la olla exprés las alubias y añade el sofrito, una hoja de laurel, un par de clavos de olor y tres o cuatro pimientas negras, la morcilla cortada en rodajas, un chorizo cortado en cuadraditos, unos taquitos de jamón serrano o panceta ahumada, una patata en dados, media guindilla y una pastilla de caldo. Deja cocer en la olla exprés unos 15 minutos y listo.

Y si tienes tiempo y te gusta la comida elaborada con mimo, usa una cazuela de toda la vida en lugar de la olla exprés. En este caso, el tiempo de elaboración será de unas dos horas más o menos.

Ahora que sabes dos sencillas recetas con morcilla asturiana, no dejes de probarlas, te sorprenderán a ti y a tus invitados. Ya nos dirás qué tal ha salido.


Sin comentarios

,